Bolivia se siente “más digna” desde que dijo adiós al «Estado colonial»

Ocurrió en 2010, el 22 de enero. Y sirvió para “dignificar” al país, para decir adiós al “Estado colonial”. De ahí que el embajador boliviano en Ecuador, Juan Enrique Jurado, destacara hoy en Quito la importancia de conmemorar la Fundación del Estado Plurinacional de Bolivia, que ya ha cumplido ocho años.

La delegación diplomática del país andino organizó un acto oficial en las instalaciones de la Flacso con motivo de tan significativa fecha, presidido por el propio Jurado y que contó con la asistencia de decenas de personas, incluidos numerosos embajadores y autoridades de distintos países de la región. En el evento, los representantes del Estado Plurinacional de Bolivia agradecieron la labor desarrollada en favor de la cultura y el patrimonio por el Instituto Iberoamericano del Patrimonio Natural y Cultural del Convenio Andrés Bello (IPANC-CAB) y la directora ejecutiva de esta entidad, Mónica Maruri.

Pero además, como cada 24 de enero, Bolivia celebraba hoy su tradicional fiesta de la Alasita, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco el mes pasado (el término ‘Alasita’ significa “cómprame” en aymara). Por eso, las autoridades bolivianas, conjuntamente con el Departamento de Desarrollo, Ambiente y Territorio de la Flacso y su Laboratorio de Interculturalidad, evocaron acto seguido esta tradición, en la que las personas adquieren todo tipo de miniaturas, que simbolizan los deseos que les gustaría hacer realidad, y las ofrendan al Ekeko, el dios de la abundancia.