"Si queremos saber con más precisión quiénes somos y quiénes aspiramos a ser, debemos rescatar las voces y los logros de todas esas mujeres que tanto hicieron o están haciendo por nosotros sin ni siquiera conocernos".

 
 

Algo ha cambiado. Es la hora. Es definitivo. Hoy, a diferencia de ayer, vivimos en medio de una explosión de subjetividades y reivindicaciones identitarias, que cobran un auge cada vez mayor en torno a todas las vertientes de la diversidad. Quizás por eso ya ha quedado de manifiesto que no solo los gobernantes y altos cargos públicos del momento tienen la potestad para escribir la historia de los pueblos. Hay millones de personas anónimas que, provistas de sueños y principios, están transformando nuestra sociedad.
Si queremos saber con más precisión quiénes somos y quiénes aspiramos a ser, debemos rescatar las voces y los logros de todas esas gentes que tanto hicieron o están haciendo por nosotros sin ni siquiera conocernos. En Mujeres con Voz Propia, un proyecto del Instituto de Patrimonio Natural y Cultural de la Organización del Convenio Andrés Bello (IPANC-CAB), aspiramos a crear una memoria colectiva con los testimonios de mujeres que, gracias a su ejemplo, no solo han conseguido gestas impensables, sino que además pueden convertirse en referentes para los más jóvenes. Solo hace falta que, entre todos, demos el impulso final.
Ese es nuestro primer paso para contribuir a mejorar la calidad de la educación, evitando las diferencias estructurales y la discriminación por razón de sexos, y para trabajar en favor de sociedades más inclusivas y justas, dos de los objetivos prioritarios trazados por los doce países miembros del Convenio Andrés Bello.
Mujeres con Voz Propia puede ayudar mucho en este sentido, del mismo modo que puede ayudar a que los docentes aborden las desigualdades de género en las aulas. A través de esta plataforma, recordaremos y pondremos en valor los aportes sociales de las seleccionadas, su integridad, su perseverancia, su coherencia... Porque ellas son una inspiración real y cercana para que niñas, niños, adolescentes y jóvenes sigan avanzando en el camino de la igualdad.
 

Conoce a cada una de ellas