IPANC-CAB

Crear lazos entre las personas para construir, de forma participativa, espacios de integración y unión social en el ámbito educativo, cultural, científico y tecnológico; propiciar esfuerzos conjuntos en favor de la educación de los pueblos; desarrollar soluciones integrales a largo plazo en torno al patrimonio material e inmaterial, que ayuden a hacer ciudadanía desde un enfoque cultural, impulsen el emprendimiento, fomenten el conocimiento de la diversidad iberoamericana y apuntalen el sentido de pertenencia sobre nuestro patrimonio…

Desde su fundación hace más de 40 años, el Instituto Iberoamericano del Patrimonio Natural y Cultural de la Organización del Convenio Andrés Bello (IPANC-CAB), con sede en Quito, ha desarrollado relevantes planes, programas y proyectos multilaterales relacionados con la educación, la cultura, la ciencia y la tecnología. Siempre con la mirada puesta en promover la identidad y la interculturalidad en los doce países miembros del CAB; en apoyar al pensamiento académico y los sistemas educativos; en fortalecer el patrimonio natural y cultural, así como los derechos y la gestión culturales; en prestar asistencia técnica para la construcción de ese espacio cultural común tan necesario y enriquecedor…

 

El IPANC-CAB, uno de los tres organismos especializados del Convenio, ha dado forma a numerosas iniciativas, que permiten valorar la inmensa riqueza patrimonial de la región iberoamericana; comprender su complejo entramado cultural, en permanente transformación; y estimular la apropiación social de toda esa riqueza. Esa perseverante labor le ha posicionado a nivel internacional como una institución de referencia.

Hoy, atendiendo a los nuevos lineamientos definidos por el CAB, se centra en un área concreta: la educación. Sobre ella pivotan las principales acciones del Convenio, encaminadas hacia un apasionante objetivo final que nos incumbe a todos: mejorar la calidad de la educación y lograr sociedades más inclusivas y justas. Un reto que el propio Andrés Bello consideraba crucial: “Un buen método de enseñanza no tanto se propone comunicar mucha ciencia al estudiante, cuanto dar a su entendimiento poderoso impulso y rumbo cierto”.