HISTORIA IPANC-CAB

andres_belloEl Instituto Iberoamericano del Patrimonio Natural y Cultural del Convenio Andrés Bello, IPANC-CAB, fue creado en 1977 como Instituto Andino de Artes Populares, IADAP, por la VII REMECAB -Reunión de Ministros de Educación de los Países Miembros-, para apoyar los procesos de integración regional.

Posteriormente, el Gobierno de la República del Ecuador aprobó y ratificó el Tratado de la Organización del Convenio Andrés Bello de Integración Educativa, Científica, Tecnológica y Cultural, mismo que se suscribió en España el 27 de noviembre de 1994. A partir del año 2006 cambia su nombre a Instituto Iberoamericano del Patrimonio Natural y Cultural, IPANC, para garantizar su nuevo ámbito de competencia geográfica, que se amplió desde 1994 a los países Iberoamericanos.

El cambio institucional, pertinente por la nueva dimensión geográfica y temática del Convenio, ha ofrecido nuevas coordenadas de gestión en torno al reconocimiento de la cultura y el patrimonio como mecanismos para la consolidación de escenarios comunes, de diálogo, cooperación e intercambio de capacidades, que coadyuven al buen vivir e integración latinoamericana. En el año 2002, el Congreso Nacional de la República del Ecuador, con motivo de los 25 años de trayectoria, condecoró al Instituto con la Medalla al Mérito “Vicente Rocafuerte”, por su contribución a la integración de los pueblos latinoamericanos y al cumplimiento de los objetivos del CAB en el área cultural.

El Convenio Andrés Bello durante sus 42 años de existencia, se ha empeñado en la construcción, de manera participativa y consensuada, de espacios de integración y unión en lo educativo, cultural, científico y tecnológico, otorgando prioridad al diálogo y a las políticas sociales de cada uno de los países que participan o deseen integrarse.

En el actual período 2012-2016, propone la temática de ciudadanía para tener un escenario común de trabajo que permita el desarrollo de proyectos multilaterales dentro de los ámbitos de educación, cultura, ciencia y tecnología.

El Convenio Andrés Bello reconoce el compromiso del Gobierno del Ecuador al brindar los recursos para el cumplimiento del Acuerdo Sede. Este ha sido un pilar fundamental para la serie de proyectos y acciones que han marcado los más de 45 años de vida institucional del IPANC-CAB.