Dulce de limón: manjar de lenta elaboración

Hay que prepararlo con paciencia y grandes dosis de cariño. Porque el dulce de limón ecuatoriano es un manjar que exige una gran dedicación. Desde Manabí, Augusta Ugalde, una repostera que perdió su horno en el terremoto del 16 de abril de 2016, nos cuenta que tarda ocho días en elaborar esta delicia.