IPANC

Celebramos un nuevo aniversario del IPANC con una fusión de ideales

El nacimiento del Instituto Iberoamericano del Patrimonio Natural y Cultural de la Organización del Convenio Andrés Bello, IPANC-CAB significó un gran paso en el proceso de promover un acercamiento ciudadano al patrimonio cultural y natural.  A partir de entonces, la apropiación y el reconocimiento del patrimonio empezaron a considerarse como factor de desarrollo y fortalecimiento de capacidades ciudadanas.

Durante su existencia, el IPANC ha realizado una siembra constante, cuyos logros más significativos están encabezados por el fortalecimiento del patrimonio natural y cultural, el cumplimiento de los derechos culturales, la visibilización de la interculturalidad y la gestión cultural al servicio de los países miembros.

En los tiempos que corren y dando oficialmente el inicio en este aniversario, el IPANC comienza una nueva etapa que lleva la bandera de nuevos retos de cara a un futuro en el que el proceso de aprendizaje generado por él se comunique a través de plataformas cada vez más incluyentes y diversas, que a su vez vayan a tono con los tiempos actuales. Este es un nuevo ciclo en el que IPANC, de la mano de la experiencia en hacer TV educativa de Educa, arrancan un camino en el que el patrimonio y los ciudadanos tienden a establecer relaciones cada vez más estrechas.

En esta nueva era, en donde las plataformas digitales tienen gran relevancia, el IPANC pretende utilizar los medios de comunicación para ampliar la repercusión del discurso patrimonial, no solo con miras a transmitirlo -en forma de programas y demás productos comunicacionales- sino también para articular los saberes de las comunidades y de los sectores vinculados con el/los patrimonios con los que se trabaja.  De ahí que los medios son un aliado clave a la hora de acercar el patrimonio a los ciudadanos, quienes deben de a poco convertirse no solo en dueños, sino en gestores y re-significadores de los bienes patrimoniales.

¿Quiénes hacen parte de este proceso? Todos, porque esta nueva etapa del IPANC es también una invitación a sumar, un llamado a que los más diversos actores se vinculen con este proyecto en constante evolución.

Este ciclo que inauguramos seguirá siendo de trabajo constante, entendiendo que el patrimonio se construye sustancialmente a partir las vivencias cotidianas de cada ciudadano.  ¡Y vamos por más!